Después no vengan a llorar

No fue hace mucho que una persona murió en Mar del Plata porque se le cayó algo en la cabeza desde una obra en el centro, hace menos tiempo también un objeto contundente de una obra impactó en un auto estacionado y en el verano un pibe falleció porque la caída de una ventana de un edificio viejo le rompió el cráneo. Como pasa siempre luego de la noticia salen todos a preguntar por qué nadie controla nada, este país es cualquier cosa, tierra de nadie, etc. Yo les voy a avisar ahora de alto que pasa en mi barrio y no se si es muy correcto.

Hace semanas, luego de varios años en la que los vecinos nos iluminamos las calles nosotros mismos, comenzaron a colocar el alumbrado publico en las calles de mi barrio. Yo no soy un experto en seguridad en vía publica pero me parece que como lo están haciendo no es la forma mas correcta. Hace unos cuantos días pasó una tropa de gente haciendo agujeros y tirando postes de acero dentro de ellos para luego desaparecer y nadie mas volvió. Supongo que algún día van a volver a terminar el trabajo y conectar esos postes a algo.

Lo que a mí me preocupa es que los postes están tirados dentro de los agujeros y nada mas, están caídos e inclinados, sin relleno de tierra ni concreto que los mantenga bien erectos. Recién cuando volvía de trabajar me preguntaba que pasa si con esta lluvia que hay esto se ablanda mas y un poste le parte la cabeza a alguien que pasa caminando. Espero no saberlo. Les dejo unas fotos con uno de los postes de mi cuadra.

Deja un comentario